Tu Sol en quincuncio a tu Marte

Dispones de más energía que la mayoría de la gente, pero no te resulta fácil emplear tus fuerzas adecuadamente. Existe un elemento de fricción en todo lo que intentas hacer. No te falta el entusiasmo, ni la habilidad, para terminar trabajos y lograr tus metas, pero parece que tienes «el don» de ofrecer tus servicios a las personas equivocadas, es decir a gente que no sabe (o no quiere) apreciar lo que estás ofreciendo. En consecuencia, la desilusión es inevitable cuando te das cuenta que tus esfuerzos no son tan apreciados como deseabas. Esas situaciones, especialmente cuando se repiten, pueden producir en ti un sentimiento de inseguridad, aunque eres sin duda competente para hacer un buen trabajo, porque lo haces como si fuese por ti mismo. Ten cuidado de personas que podrían sentir la tentación de aprovecharse de tu buena voluntad. Pon un precio a tu trabajo, aunque te sientas sin valor. En realidad no es así, sólo existe en tu imaginación. El mismo problema se plantea en tus relaciones personales. No subestimes tu capacidad de ganar el afecto de la persona hacia la cual te sientes atraído. Eres una persona de confianza, y no sueles jugar con los sentimientos de las personas: ni con los tuyos, ni con los de otros. Aquellos que tienen la suerte de conocerte bien, saben que pueden contar contigo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Música